cart

La teva comanda Natulim

La seva cistella actualment està buida.

ENVIAMENT GRATIS i Reemborsament del 100%

Una Navidad eco-consciente: 4 consejos para unas fiestas slow y sostenible

Nos acercamos a la que, sin duda, es la fecha más consumista del año: la Navidad. En esta época disparamos la producción de plástico y residuos difíciles de gestionar, el consumo energético, las compras innecesarias y un sinfín de excesos que está en nuestra mano evitar.

La Navidad es una época del año en la que las personas aprovechan para hacer más reuniones de amistades y familiares, compartiendo más tiempo juntos y aprovechando el que suele ser un período vacacional para reencontrarse con sus seres queridos. Aprovechamos para dar un vistazo recorriendo el año y nos quedamos con los buenos recuerdos y los momentos compartidos.  No obstante, muchas veces esta época viene acompañada de un consumismo desbordado realmente innecesario. ¿Es posible evitarlo? Por supuesto, la respuesta es "sí".

Para evitar otro año de excesos y derroches, haciendo de este año unas fiestas más eco-conscientes, os damos cuatro consejos para aplicar el estilo de vida slow life y la sostenibilidad a nuestras fiestas:

 

1. Adornos 

Decorar nuestro hogar nos hace vivir la Navidad de una manera más entrañable y especial. Esto suele venir acompañado de la compra de un árbol (el típico abeto) ya sea de plástico o natural. ¿Alguna de las dos opciones es ecológica o sostenible? Realmente, no.

Si ya dispones de un árbol de sintético, sin duda es buena idea reutilizarlo pero sino, no recomendamos comprar uno, ya que estaremos generando nuevos residuos plásticos y tampoco natural, puesto que en escasísimas ocasiones sobreviven los numerosos días en el interior, al calor del hogar y el hecho de estar en una maceta. La opción más sencilla, un "árbol" de pared al que podrás dar forma con los materiales que prefieras.

¿La solución? Crear nuestra propia decoración con ramitas, hojas, cítricos deshidratados, palitos de canela (incluso estrellas de anís)... o plantas que tengamos en casa. ¡Imaginación al poder! Además de reutilizar todos los adornos que tengamos ya, es muy gratificante crear los tuyos, hay numerosísimas ideas con materiales reciclados que quedarán ideales.

 

2. Regalos

Las más de las veces compramos objetos que terminan olvidados en algún rincón de la casa. ¿Y si regalamos experiencias? Una visita al teatro, una entrada para un concierto cercano, una exposición de arte, disfrutar del enoturismo, rutas en plena Naturaleza o una escapada serán, seguro, una opción que nuestros seres queridos disfrutarán más.

Y, si optamos por comprar algún detalle, siempre será mejor opción marcas ecológicas o sostenibles y en puntos de venta directos o a través del pequeño comercio local.

Cómo envolver los detalles también es importante, ya que muchos papeles de regalo llevan componentes plásticos o tintas que impiden un correcto reciclaje. La mejor opción, optar por un papel kraft (sí, ese de color cartón que no se ha sometido a procesos químicos agresivos o dañinos) y decorarlo con unos lazos, ramitas o flores secas; si pueden ser reutilizados, mejor todavía.

 

3. Gasto energético

Nos encanta darle un toque navideño al hogar, pero no es necesario que la casa esté llena de luces por todas partes. Podemos elegir opciones de led y apoyarnos con algo que le da un encanto realmente especial: las velas. Son una opción ideal para decorar los rincones que queramos y también para dar calidez a la mesa. 

Con la bajada del termómetro, muchos hogares elevan el termostato por sistema, cuando especialmente en momentos de reunión, el hecho de ser más personas en casa ya hará que la temperatura suba algo más de lo normal.

 

4. Menú 

Hay numerosos estudios que han concluido que en estas fechas se tira más comida. ¿Por qué? Tendemos a comprar demasiado, una vez más.

Parémonos a pensar en número de comensales y qué vamos a comer para idear un menú acorde, en su justa medida. Especialmente, teniendo en cuenta que para el caso de las cenas sería especialmente recomendable que fuesen ligeras.

 

En definitiva, aplicando estos sencillos consejos conseguiremos pasar las fiestas de una manera eco-consciente, viviéndolas según el estándar slow life y siendo más sostenibles. Sin duda, optando por estos pequeños tips habremos acabado estas fechas con orgullo de haber aportado nuestro granito de arena porque cada acción cuenta.

 

 

 Composición árbol de pared      Centro de mesa con velas